Encontrar tu lugar

El mes pasado cumplí 39 años, de los cuales tengo claridad de haber estado fuertemente conectado con la música desde los 6. Crecí escuchando la música protesta de mi madre, el Pop de los españoles, el Rock anglo de los 80’s de mis tíos y entre esa mezcla descubrí que podia cantar y tener una conexión aún más íntima con la música.

Mucho Rock y Pop por mis venas, un “cachaco” propio de Bogotá la capital siempre envuelto en ese halo de confort de la música que emitía la ya extinta Súper Estación 88.9. Qué buena música entonces en la radio.

La música de los 80’s definitivamente marcó mi vida, mi estilo y mis gustos, pero también me alejo de otras buenos sonidos y ritmos, en fin en esa época no podías elegir lo que querías escuchar, escuchabas lo que la radio ponía o los albumes que comprabas en las tiendas de música.

Me perdí mucho folclor, me perdí del caribe, los andes, la amazonía y la orinoquía, me perdí de los sonidos esenciales de mi propia tierra.

Me llevó todos estos años entender lo inmensamente rico que es el sonido de nuestra región, tuve que romper muchos paradigmas y hasta perder algunos buenos amigos solo por querer escuchar algo diferente.

Dejé de ser un cantante de una banda de covers, no es malo serlo, de hecho es un trabajo divertido y también duro, ahí se aprende mucho. Tuve mi propia banda, Sweet Machines que aún continua sin mi, pero salí de mi comodidad para explorar lo que para mi era impensable en cuanto a géneros neotropicales, música electrónica y así tomar la decisión de convertirme en productor, creador de mi propio sonido, un conciliador entre los sonidos de mi tierra y los de otras.

Mi buen amigo Shaun Taberer y yo hicimos click de manera espontánea, nos unió el amor por la música británica, siendo el amante de los Beatles y yo un loco por los Rolling Stones. Poco a poco lo incluí en mis escuchas y jugueteo con sintetizadores y terminamos componiendo al menos 6 tracks de electrónica que logramos tocar en Café Naturalia, eso fue el inicio para una estrecha amistad que hasta ahora nos lleva a su invitación, fundar un sello para apoyar músicos de la ciudad, que tengan afinidad por la electrónica y los sonidos tradicionales y folclóricos del país. Shaun se siente muy agradecido con Colombia y Medellín en particular, me contagió de su deseo de “devolver el amor” ser grato con la tierra y bueno ese el mejor pretexto para hacer lo que más me apasiona, crear.

Quiero llevarme nuestros sonidos y fusiones al exterior, quiero rodar con ese talento especial que tantas puertas nos ha abierto en otras ocasiones. Quiero producir música con talento local, darle ese toque moderno que merece sin purismos y ayudar a mi gente a llegar a algún lugar con su música.

¿Y tú ya encontraste tu lugar? ¿Reconoces de dónde vienes y cómo suenas? y aún más importante ¿A dónde quieres llegar? Si tienes respuesta a una o más de estas preguntas, entonces no dudes en contactarnos.

¡Esto apenas comienza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación. Al navegar por nuestro sitio web estás de acuerdo con nuestro uso de cookies y política de privacidad de la información, Pudes consultarla en el botón "MORE INFO".